......Programa reducido Hª de España Selectividad Navarra 2020....El examen de Hª 2020....Las fuentes.....Los 25 términos....35 términos.....Programa Hª 2020....Todos los temas Hª....2º Bchto...INDEX.

21. Los inicios de la industrialización [en el XIX y primer tercio del XX en España y, dentro de ella, en Navarra]: minería, ferrocarriles y diversidad territorial (Cataluña y Vizcaya)

Tema 7. Transformaciones económicas durante el siglo XIX

Demografía y sociedad en el XIX

EL SECTOR SECUNDARIO EN 1800-1874: inicios de industrialización.
Las industrias de transformación agraria o alimentarias eran más de la mitad de toda la industria en 1856: otro indicador de que España no estaba industrializada aún.

El sector secundario en la época de la Restauración (1875-1931) en España

SECTOR TERCIARIO (1800-1874)

El sector terciario en la época de la Restauración (1875-1931) en España

Épocas de auge de la economía en general:
1880 - 1889, la fiebre del oro (febre de l'or) en Cataluña, centrada en una enorme actividad comercial con Cuba.
1914 - 1918: 1ª Gª Mundial:
hasta 1917 gran auge por las compras de los países beligerantes, aunque suben los precios.
desde 1917, crisis por el agotamiento de los países en guerra, y por la conflictividad social y política. La crisis internacional de la postguerra agrava la crisis en España.

Navarra: evolución económica en el XIX y en la época de la Restauración (1875-1931)

----------------------------------

Demografía en el XIX: crece mucho menos que en el Noroeste de Europa por la desamortización.

España Millones de habitantes
1797 10'5
1821 11'66
1833 12'28
1840 13'5
1850 14'7
1857 15'46 Primer censo de población
1860 15'6
1877 16'6
1887 17'5
1897 18
1900 18'59

Inicio de urbanización

Datos de 1860:

Hay pocas migraciones al extranjero, no se autorizan hasta 1853.

Sociedad a mediados del XIX

La supresión de la sociedad estamental por el liberalismo da paso a la sociedad de clases en la que la posición social depende del nivel económico, complementado con el cultural.
El liberalismo proclama a todos iguales ante la ley y
suprime los señoríos jurisdiccionales, pero les da la propiedad de las tierras de los señoríos a los nobles (1811-1837).

En 1835 se suprime el requisito de la limpieza de sangre.
Será ya demasiado tarde, ha sido sustituido por el nacionalismo liberal con todo su racismo, que es el problema corregido y aumentado.

1834-1836: supresión de los gremios.

El analfabetismo es masivo después de décadas de revolución liberal hecha en nombre del Pueblo Soberano y después de un siglo de la Ilustración impuesta para sacar al pueblo de la superstición.
Paradójicamente el analfabetismo es vencido en la dictadura de Primo de Rivera (1923-1930), en la que se reduce a menos del 50% y en la dictadura de Franco (1936-1975), en la que se llega a la situación actual en que se puede considerar que está erradicado.

Años Millones de habitantes Analfabetos %
1860 15'6 11'8 75'5
1877 16'6 11'97 72
1887 17'5 11'94 71'5
1897 18 11'8 63'8
1900 18'59 11'87 63'79
1910 19'99 11'86 59'39
1920 21'3 11'16 52'23
1930 23'67 10'5 44'47

Estructura social de la población activa a mediados del XIX, en 1860

La población vive del sector primario: el 75% en 1860.
España es un país de economía "eminentemente agrícola" y lo seguirá siendo hasta que llegue a la industrialización en el último tercio del XX.
En 1860, hay 2.390.000 jornaleros o braceros (campesinos sin tierras). El total de la población activa (entre los tres sectores) es de 4.800.000 personas. En 1877, 5.000.000.

En 1860, hay 154.200 "jornaleros en las fábricas", es decir, obreros propiamente dichos, que son los asalariados del sector secundario industrializado (el 64%, varones).
De ellos,
116.000 en la industria textil.
13.000, en la siderometalurgia.

-----------------------------------------------------------

EL SECTOR SECUNDARIO EN 1800-1874: inicios de industrialización.
Las industrias de transformación agraria o alimentarias eran más de la mitad de toda la industria en 1856: otro indicador de que España no estaba industrializada aún.

España es un país de economía "eminentemente agrícola" y lo seguirá siendo hasta que llegue a la industrialización en el último tercio del XX.

En 1874 hay un núcleo de industrialización, que es Cataluña. Al final del XIX hay otro en Vizcaya

La riqueza, junto con el poder, es el otro centro de atención de la década moderada (1844-1854):

El Gobierno de O'Donnell y de la Unión Liberal continuamente de 1858 a 1863 y en 1865-66 en alternancia con los moderados, (en el poder estos en 1863-1865)
Desarrollismo en la política interior e intervencionismo en la política exterior, a imitación y a remolque de la Francia del II Imperio de Napoleón III, que en esta época llega a la industrialización, cosa que en España queda en un intento frustrado.

(1800-1874): inicios de la industrialización.

La industria textil en Cataluña,

Importación de algodón (1840-1876)

La siderurgia tiene ahora (1833-1874) sólo las dos fases de introducción de la industrialización que, por no gozar de arancel proteccionista, no cristaliza hasta 1902.
La Ley General Ferroviaria de 1855 permite la importación de material siderúrgico SIN ARANCEL: esto imposibilita la industrialización de la siderurgia española, de la industria en general y de Andalucía en primer lugar. Es un "error" de gravísimas consecuencias. Como lo fue el de dejar a los campesinos sin tierra por la desamortización.

No es sólo la siderurgia, sino muchas otras industrias y empresas finanancieras las que al instalarse en Vizcaya harán que desde finales del XIX sea un tópico verdadero que en España hay dos zonas industriales, Barcelona y Vizcaya.

Minería:

Las industrias de transformación agraria o alimentarias eran más de la mitad de toda la industria en 1856: otro indicador de que España no estaba industrializada aún.

----------------------------------------------

EL SECTOR TERCIARIO EN 1800-1874

EL FERROCARRIL por su utilización está en el sector terciario, como transporte, pero como producto, lo es del sector secundario, y ejerce un factor multiplicador sobre todos los sectores de la economía.

EL FERROCARRIL EN ESPAÑA EN EL XIX

El ferrocarril en Navarra

La RENFE desde el monopolio en 1941 a la liberalización decretada en 2012

Correos:
en 1849 se establece en España el sello de correos, es decir la tarifa uniforme y barata que lo desarrolla y moderniza junto con la regularización y rapidez de los transportes con el ferrocarril (y antes con la diligencia y las postas).
Fue el mismo año que en Francia y sólo 8 años más tarde que en Inglaterra.
En 1874, la creación de la Unión Postal Universal es la culminación en el correo del sistema de alta productividad correspondiente a la industrialización, porque es la aceptación mutua por todos los países del correo franqueado con los sellos de todos los que entran en esta organzación.

El telégrafo:
En 1852, se inaugura en España, 8 años después de la transmisión por Morse del primer mensaje entre Washington y Baltimore.
En 1861, hay en España 7.000 km de líneas telegráficas terrestres y 620 de cables submarinos.

La Banca hasta 1874

La peseta y el euro

1868-1869 creación de la peseta. El decreto de creación de la peseta como divisa es de 1868, tras la revolución. La primera acuñación es de 1869.

Desde 1874, el Banco de España se convierte en el único emisor de moneda.

Entre 1868 y 1902 la peseta coexiste con el real como divisa.

Al final de febrero de 2002, tras sólo dos meses de coexistencia, la peseta fue reemplazada por el euro, con una paridad de 166'386 pesetas por euro.

La paridad inicial del euro con el dólar había sido establecida en 1'1789 dólares por euro cuando se creó éste. El euro empezó a cotizar el 4 de enero de 1999 al precio de 1'1789 dólares estadounidenses (USD).

El 27 de enero de 2000 el euro bajó de un dólar y lo volvió a superar el 22 de febrero de 2000.

El 1 de enero de 2002, primer día de circulación de la nueva moneda europea, 1 euro se cambió por 0'9038 dólares.

El 15 de julio de 2008 el euro alcanzó una cotización con respecto al dólar de 1'599 $, la máxima.

La onza de oro estaba a 657'4 $ el 3 de febrero de 2007. En 2011 superó los 1400 $.

El 28.08.2017, el euro estaba a 1'19$

1 peseta de 1929 = 3'55 € de 2010.
La peseta se desvalorizó con la guerra de 1936.
Como se han desvalorizado todas las monedas por la fabricación continua de billetes.
El euro se desvalorizó con la crisis mundial iniciada en 2007, perdiendo un tercio de su poder adquisitivo.
Una nueva desvalorización drástica del euro la desencadenan las medidas de confinamiento de 2020,
superpuestas a la deflación y recesión causada por el envejecimiento de la población y
constatada en 2019, antes del comienzo de la plaga del coronavirus
.
Esta plaga y el confinamiento son utilizados para fabricar dinero por las principales potencias.
La onza de oro estaba a 657'4 $ USD el 3 de febrero de 2007.
En 2011 superó los 1.400 $ USD.
El 25.05.2020, 1 onza de oro = 1.589'64 $ USD (USD quiere decir dólares estadounidenses)

Quedan pesetas sin cambiar en 2017 por valor de 1.637 millones de euros y se dejarán de cambiar al final de 2020


--------------------

El sector secundario en la época de la Restauración (1875-1931) en España

Es minoritario económica y geográficamente y en lenta expansión, acelerada en la época de Primo de Rivera.

Junto al núcleo industrial de Cataluña iniciado en torno al textil en el segundo tercio del XIX, al final de ese siglo cristaliza otro en Vizcaya en torno a la siderurgia. Y no es sólo la siderurgia, sino muchas otras industrias y empresas finanancieras las que al instalarse en Vizcaya harán que desde finales del XIX sea un tópico verdadero que en España hay dos zonas industriales, Barcelona y Vizcaya.

La minería había quedado en manos extranjeras con la ley de minas de 29.12.1868, impuesta tras la revolución de ese año; esa ley permite la venta a perpetuidad de las minas españolas a capitalistas extranjeros, por eso se dice que fue una verdadera "desamortización de las minas".
El mineral se exportaba en bruto: característica propia del subdesarrollo.
En 1913, las exportaciones de minerales son un tercio del total de las exportaciones.
Pero este desarrollo de la minería al estar en manos extranjeras, no produce un efecto de arrastre hacia la industrialización, ni siquiera en las zonas mineras,
excepto en Vizcaya y, en menor medida, en Asturias.

La siderurgia había tenido de 1833 a 1874 las dos fases de introducción de la industrialización que, por no gozar de arancel proteccionista, no cristaliza hasta 1902.
La Ley General Ferroviaria de 1855 permitió la importación de material siderúrgico sin arancel: esto imposibilitó la industrialización de la siderurgia española, de la industria en general y de Andalucía. Fue un "error" de gravísimas consecuencias. Como lo fue dejar a los campesinos sin tierra por la desamortización.

No es sólo la siderurgia, sino muchas otras industrias y empresas finanancieras las que al instalarse en Vizcaya harán que desde finales del XIX sea un tópico verdadero que en España hay dos zonas industriales, Barcelona y Vizcaya.

La siderurgia se extiende a Cantabria, cuando en 1899 se constituye la empresa Nueva Montaña, que en 1903 consigue encender sus altos hornos.

La producción siderúrgica, que va aumentando hasta 1917, experimenta un retroceso en los años siguientes, como todos los sectores, y después aumenta considerablemente en la década que acaba en 1930, también como todos los sectores.
En 1930, se llega a un millón de toneladas de productos siderúrgicos básicos.
Para comparar con la actualidad, en 2004 se produjeron 17 millones.

El considerable aumento de la construcción de edificios, consecuencia del proceso de urbanización, se refleja en el enorme aumento de la producción de cemento.

También aumenta la producción de abonos y, reducidamente, la industria química.

Núcleos industriales:

En 1874 hay un núcleo de industrialización, que es Cataluña. Al final del XIX hay otro en Vizcaya. Y algunos núcleos secundarios o derivados.

-----------------

La energía eléctrica se desarrolla inicialmente entre 1900 y 1913. Experimenta una aceleración entre 1923 y 1930 con un crecimiento de un 4'7% anual.
Entre esos años (1923 - 1930) pasa de 1.040 millones de Kwh a 2.433.

El consumo y producción de cemento, indicador de la industria de la construcción pasa de 0'86 millones de toneladas a 1'82 en el mismo periodo.

El acero pasa de 0'459 millones de toneladas a 1'021 en los mismos años.

El índice de producción industrial pasa de 101a 157'7 también entre 1923 y 1930.

En la década que finaliza en 1930, la población activa en el sector primario deja de ser mayoritaria, al llegar al 45'5%. Lo cual no es suficiente para significar la industrialización, pero sí para indicar la aceleración hacia ella, subrayado por el dato aún más significativo de que se había pasado a ese 45'5% desde el 57% de 1920 en diez años tan solo.

Son indicadores de ese impulso al desarrollo entre 1923 y 1930 truncado por los conflictos políticos: la eliminación de Primo de Rivera, la República, la guerra...
No se llegará a consolidar la categoría de país industrializado hasta el final del segundo tercio del siglo XX.

El sector terciario en la época de la Restauración (1875-1931) en España

Comercio exterior

Casi siempre deficitario como corresponde a un país que trata de industrializarse y que no tiene muchas riquezas naturales.
España es un país pobre.
Entre otras cosas, se carece de petróleo.

Las principales exportaciones son productos alimenticios y las principales importaciones son productos manufacturados. Pero también se importan muchas más materias primas que las que se exportan, cuando el país trata de industrializarse.
Las naranjas llegan a convertirse en un producto masivo de exportación entre 1920 y 1930.

Comercio interior

Centrado en las ciudades, se desarrolla con el proceso de urbanización. La población urbana, además tiene más poder de compra. Se ha de abastecer de productos agrarios, ahora de mayor calidad y precio (hortalizas, frutas, carne, lácteos).
Las manufacturas tienen también mayor mercado en las ciudades, porque los jornaleros no tienen poder de compra.
El proteccionismo da como mercado reservado toda España a los que producen.

Transportes

Grandes dificultades geográficas. Se añaden las derivadas del diferente ancho de vía férrea (1'67 m en España frente a 1'435 m en Francia).

El kilometraje de vía férrea (véase la gráfica), pese a la crisis de 1864-68, sigue aumentando considerablemente
entre 1875 y 1900: de 5.840 Km a 11.039 Km de vía ancha.
y de 254 Km a 2.166 Km de vía estrecha.
Después, el ferrocarril de vía ancha se estanca por la competencia de la carretera: se pasa de esos 11.039 Km de 1900 a 12.030 Km en 1931;
pero el ferrocarril de vía estrecha, mejor adaptado a las pendientes y las curvas del tan accidentado relieve español, sigue aumentando aceleradamente, sobre todo desde la nueva ley ferroviarria de 1877: pasa de esos 2.166 Km de 1900 a 5.248 Km en 1931.

En el siglo XX, la actividad ferroviaria no se concibe ya como especulativa. Ya no se enterrarán en el ferrocarril masas tan inmensas de capitales contando con que se iban multiplicar a corto plazo.

Los resultados de la actividad ferroviaria presentan, en cuanto al transporte de mercancías, una multiplicación por 10 entre 1875 y 1920; después se multiplica por 1'5 de 1920 a 1930. En cuanto a los pasajeros, se multiplican por 8 en el primer periodo. En el segundo, por 1'2.

VÉASE EL MAPA DEL AVANCE DEL FERROCARRIL EN ESPAÑA EN EL XIX

El ferrocarril en Navarra

El transporte por carretera es en esta época cuando inicia su configuración actual con la introducción del autobús y el camión, que se desarrollan ya en el primer tercio del siglo XX, restando volumen al ferrocarril, mientras que el automóvil, como en toda Europa, será muy minoritario hasta el último tercio del siglo, que es cuando se masifica, a diferencia de los USA, donde ya empieza a ser masivo en las clases populares en este primer tercio del XX. En 1930, hay 45.000 automóviles matriculados en Barcelona y 38.000 en Madrid.

El transporte naval se mantiene estancado, excepto el de cabotaje, que experimenta un considerable aumento de 1920 a 1930.

El transporte aéreo está en la época de los pioneros de la aviación entre los que destacan a nivel mundial algunos aviadores españoles de inmensa fama, como los del vuelo del Plus Ultra: el comandante Ramón Franco y los navarros Ruiz de Alda y Rada.

Destaca aún más la invención en 1923 del autogiro por Juan de la Cierva, precedente del helicóptero. Y del heligiro que se proyecta en España en el siglo XXI.

Comunicaciones

Una investigación demuestra que Radio Madrid fue la primera emisora regular de España
Las emisiones comenzaron el lunes 5 de mayo de 1924

La radio en Navarra se inicia en 1933

Primo de Rivera promovió el desarrollo telefónico, pero dejó el monopolio de la Telefónica, creada en 1924, en manos de la ITT estadounidense, en un inexplicable error de signo contrario al de la CAMPSA. Prieto y Azaña utilizaron este hecho para desprestigiar a la monarquía, pero cuando ocuparon el poder no se atrevieron a nacionalizar la empresa recordando el desastre de 1898, que Azaña temió vivamente revivir en forma de ataque de la flota estadounidense a las costas españolas si nacionalizaba la Telefónica. Hasta 1945, en los tiempos de Franco, no conseguirá España el control de la Telefónica. Franco se "atrevió" a nacionalizarla y no pasó nada.

Finanzas

De los numerosos bancos surgidos a raíz de la Ley de 1856, subsistían muchos durante la Restauración, pese a la poda de la crisis de 1866, aunque eran muy pequeñitos.
Las Cajas de Ahorros, aunque ya existían originadas como entidades enraizadas en la beneficencia y a veces en la religión, es ahora cuando se desarrollan y se multiplican.

También ahora los bancos se desarrollan y se multiplican.
Ahora se fundan algunos grandes bancos como el Hispanoamericano (1900), el de Vizcaya (1901) y el Español de Crédito (1902).
La repatriación de capitales tras la pérdida de Cuba está en el origen de algunos de los grandes bancos.

[1 peseta de 1929 = 3'55 € de 2010]

--------------------------

Épocas de auge de la economía en general:
1880 - 1889, la fiebre del oro (febre de l'or) en Cataluña, centrada en una enorme actividad comercial con Cuba.
1914 - 1918: 1ª Gª Mundial:
hasta 1917 gran auge por las compras de los países beligerantes, aunque suben los precios.
desde 1917, crisis por el agotamiento de los países en guerra, y por la conflictividad social y política. La crisis internacional de la postguerra agrava la crisis en España.
1923 - 1930: impulso al desarrollo durante la dictadura de Primo de Rivera.

-------------------------

 

Navarra: evolución económica en el XIX y en la época de la Restauración (1875-1931)

Características generales:

Navarra tenía una economía agraria con algo de industria.

En el desarrollo regional, Navarra está en 1930 en 6º lugar tanto en la clasificación del PIB de cada región, como en la convergencia con la futura Europa de los 15.
En el siglo XXI pasará Navarra a estar entre las tres primeras regiones españolas.

Fue a finales del siglo XIX cuando se produjo un primer impulso de aceleración de la industrialización y al aumento de productividad en los tres sectores, incrementado en el primer tercio del XX, pero la inmensa mayor parte de la actividad y de la producción aún siguen siendo agrarias.

La economía navarra se vio muy perjudicada por el terrible impacto de las guerras traídas por la revolución liberal:
la Guerra contra la Convención (1793-1795), la Guerra de la Independencia, la Guerra de los Realistas en el Trienio Constitucional
y las Guerras Carlistas en las que Navarra fue además tratada como vencida.
Además, al imponerse el liberalismo como victorioso sobre Navarra, suprimió los fueros, lo cual incidió negativamente sobre la economía navarra
e impuso la desamortización, que fue una antirreforma agraria, también económicamente negativa en la medida en que dejó a los campesinos sin tierra.

Pero el residuo de fueros administrativos que el liberalismo tuvo que dejar en Navarra benefició a su economía y
la desamortización eclesiástica perjudicó en Navarra a pocos campesinos, porque las tierras eclesiásticas eran sólo el 3'8% de las tierras cultivables en Navarra (a esto se reduce en realidad lo que siguen llamando "mucho poder, mucho poder de la Iglesia" los que justifican así esa antirreforma agraria, mientras predican "la reforma agraria").
Más daño causó a la economía del pueblo y a la de Navarra en general la desamortización realizada por el liberal navarro Madoz expropiando las tierras comunales de los municipios y hurtando su utilización a los campesinos para venderlas a bajo precio a latifundistas sin escrúpulos.
Desde las dos últimas décadas del XIX se plantean los pleitos y movilizaciones para recuperar las corralizas, que son tierras comunales adquiridas por latifundistas, pero sobre las que se alega que sólo se vendió el derecho de uso y no la propiedad, y ahora los municipios y los campesinos reivindicaban su recuperación. Los pleitos y los conflictos de las corralizas continuaron durante el primer tercio del XX.

Sector primario

A principios del XIX la producción agraria era el 80% de la producción total. (Aunque ha crecido inmensamente, actualmente es el 4% del total).

En el XIX, se incrementan las tierras en cultivo, roturándose cerca de 115.000 Ha, y la superficie total cultivada era de unas 270.000 Ha al final del XIX.

En el primer tercio del XX, se produce el incremento máximo, con la roturación de otras 116.000 Ha, por lo que el total de la superficie cultivada era de 386.000 Ha en 1935.

A comienzos del XIX,
la Ribera se dedicaba más a pastos, sólo el 20 % del terreno se cultivaba, por lo que tenía una baja densidad de población.
Tierra Estella y la Cuenca de Pamplona eran más cerealistas, tenían el 28 % del terreno dedicado al cultivo.

Al final del XIX,
las tierras cultivadas en Tierra Estella y la Cuenca de Pamplona llegaron al 40%.
Y en la Ribera el incremento fue mayor, llegando también al 40%.

En el primer tercio del XX,
mientras en Tierra Estella y la Cuenca de Pamplona la roturación se estanca y el terreno dedicado al cultivo no sube mucho de ese 40%,
en la Ribera, prosigue la roturación acelerada hasta llegar el terreno dedicado al cultivo al 60 %.
Y la Ribera pasa a ser la primera comarca agraria de Navarra.

La producción agraria creció en menor proporción, es decir, que decreció la productividad superficial, porque se cultivaban tierras peores y se dejaban más superficies en barbecho.

Pero se amplió algo el regadío en el XIX: 3.500 Ha en la primera mitad del siglo y el doble en la segunda.
En el XX se amplía más el regadío. Influye la política de la dictadura de Primo de Rivera de construcción de embalses y de organización de las Confederaciones Hidrográficas de cada cuenca hidrográfica para administrar el agua, asegurando las disponibilidades necesarias para la sequía veraniega. En este contexto,
se crea la Confederación Hidrográfica del Ebro y se ponen en marcha las obras más importantes, que se terminarán pasado este período e incrementarán aún más el regadío en el segundo tercio del XX: el embalse de Alloz, terminado en 1930; el canal de Lodosa, acabado en 1935; el embalse del Ebro, en Cantabria, acabado en 1947; y el embalse de Yesa, acabado bajo la dirección de René Petit en 1959, posibilitando desde entonces el riego por el canal de las Bardenas.

La producción de trigo creció sólo un 16 % en el XIX. Era el 60 % de todo el cereal en Navarra.

La patata, extendida en Navarra en el primer tercio del XIX, tenía un rendimiento mayor que el trigo y esto posibilitó acabar con la mortalidad directamente producida por las malas cosechas (la última vez que aumentó la mortalidad por esta causa fue cuando las malas cosechas consecutivas de 1803 y 1804).
La patata también posibilitó a los campesinos tener más excedentes para la comercialización y no dedicar tanto al autoconsumo.

El nabo, también extendido en Navarra en el primer tercio del XIX, permitió eliminar el barbecho en la Montaña y tener más forraje para el ganado. Incrementado este último en la segunda mitad del XIX con la remolacha forrajera.

La producción vinícola crece y se aceleró además cuando la filoxera destruyó los viñedos en Francia en 1878. Pero cuando llegó la plaga a España en 1896, se hundió la vid de Navarra.
Había casi 50.000 Ha de viñedos en 1896 Navarra, que habían desaparecido en 1897 casi del todo. Pero los trabajos promovidos por la Diputación Foral, de los que se encargó el ingeniero García de los Salmones introduciendo vid americana resistente a la plaga, permitieron rehacer los viñedos: en 1906 había ya casi 11.000 Ha.

El olivo disminuye entre 1900 y 1910.

Fue decisiva la extensión de la remolacha azucarera en el primer tercio del siglo XX tras la guerra de Cuba para suplir el azúcar de caña que se importaba de allí.
La remolacha azucarera reemplazó al viñedo perdido y a otros cultivos en retroceso y fue la base de las plantas azucareras que fueron las principales industrias creadas entonces.
En el segundo tercio del XX, fue la extensión de la alfalfa lo más importante entre los nuevos cultivos.

Y lo más importante en la organización fue el desarrollo de las cooperativas.

La maquinaria agrícola tiene sus inicios a finales del XIX y en el primer tercio del XX, pero se utilizaban básicamente caballerías todavía.

Sector secundario

A principios del XIX la industria era el 10% de la economía navarra.
Hay un cambio en la última década del XIX con el inicio de un primitivo impulso hacia la industrialización
que se prolonga durante el primer tercio del XX.

Muchas de las empresas que instalan industrias son cooperativas de productores agrarios, que prolongan su actividad al sector secundario, con estas industrias, y al terciario, con las Cajas Rurales, y cuyos impulsores son eclesiásticos como Victoriano Flamarique, cura de Santa María de Olite, y Antonino Yoldi, profesor del seminario y cura de Tierra Estella. Se les opusieron encarnizadamente empresarios de la industria y de los préstamos que veían en ellos, con razón, una competencia que no podían superar.
Más de la mitad de los socios de las cajas Rurales eran jornaleros en el primer tercio del XX.
Al final de ese período, sólo la cuarta parte son jornaleros, la mayor parte de los demás son ya arrendatarios y pequeños propietarios.
La primera Caja Rural fue desde 1902 la de Tafalla.
Las cooperativas y Cajas rurales crean en 1910 para agruparse la Federación Católico-Social de Navarra, que, al final del primer tercio del XX, contaba con 106 Cajas Rurales, 21 Sindicatos Agrícolas, 13 graneros cooperativos, tres bodegas cooperativas y dos cooperativas de consumo.

Se instalan industrias de transformación agraria muy modernas, como
las Azucareras de Tudela (1899), Marcilla (1900), Cortes (1920) y Eugui (1927);
la Harinera Navarra, cooperativa de las Cajas Rurales, (1908),
múltiples industrias vinícolas también cooperativas, como la Bodega Cooperativa Olitense (1911),
y algunas de producción de aceite.

La mayor parte de las demás industrias son también alimentarias (embutidos, conservas).

En Lodosa se creó la primera fábrica de fécula de España en 1912.

La madera de las montañas, todavía traída a veces en almadías, se transforma industrialmente en empresas de Aoiz y Sangüesa.

Hay industrias de materiales de construcción: tejerías, ladrillerías, cementeras.

Las fábricas de más envergadura son, además de las azucareras, la de asfaltos de Bacáicoa desde 1897, la de cementos de Olazagutía desde 1903, la de abonos y alcoholera de Pamplona desde 1909, la de conservas Chistu de San Adrián desde 1914.

Hay fábricas de maquinaria agrícola desde el XIX. Cuentan con inventores como Pinaqy, que en su fábrica producía una segadora denominada Navarra que era una Mac Cormick modificada por él; y Jaén, que diseñó un arado con vertedera mejorado y más fácil de reparar.

La luz eléctrica llegó a Pamplona en 1887.

El sector terciario

Navarra había perdido la batalla del ferrocarril en la época de O'Donnell cuando se decidió que la línea de Madrid a Francia se hiciera por Irún y no por Pamplona a pesar de ser más difícil, caro y largo el recorrido por Irún. La oposición sumada contra Navarra por parte de Francia, de los gobiernos liberales de Madrid, de los intereses de grupos de Guipúzcoa fue insuperable. También España en general resultó perjudicada. Y lo mismo con el trazado de la carretera en el primer tercio del XX. Y con el trazado de la autopista y del AVE a finales del XX y comienzos del XXI.

La llegada del ferrocarril a Navarra
Tan difícil y costosa fue la ruta de Madrid a Francia por Guipúzcoa, que se tuvo que trazar por Alsasua al no poder superar el macizo del Aiztgorri. Así llegó el ferrocarril a Navarra, de forma indirecta y no querida por los poderes.
De la línea de Barcelona a Zaragoza y de ahí a Bilbao, se decidió derivar un ramal a Pamplona desde Castejón, que decidieron que fuese así nudo de comunicaciones en vez de Tudela. Ésta también perdió la batalla del ferrocarril.
La línea o enlace Castejón-Pamplona se construyó entre 1859 y 1861, como ramal de la línea Castejón-Bilbao (1857-1863).
Así llegó el ferrocarril a Pamplona en 1861. Y a continuación, mediante el enlace Pamplona-Alsasua (1862-1865), se acabó la conexión de la línea de Barcelona a Zaragoza con la línea de Madrid a Francia por Irún.

Ampliación en el siglo XX

A estas líneas hay que añadir entre las de vía ancha la línea de Soria a Castejón en el siglo XX. Se incluyó el proyecto en el Plan de ferrocarriles de 1926.

Se completan los ferrocarriles de vía estrecha a finales del XIX y comienzos del XX. Se llegaron a construir seis líneas férreas de vía estrecha, de un metro de anchura

El ferrocarril en Navarra

La radio en Navarra se inicia en 1933

Las empresas financieras y bancarias principales son:
el Crédito Navarro desde 1863,
la sucursal del Banco de España (que había absorbido el Banco de Pamplona, existente desde 1864),
la Caja de Ahorros Municipal de Pamplona desde 1872,
La Agrícola desde 1896,
La Vasconia desde 1901,
las Cajas Rurales desde 1902, federadas desde 1910
y la Caja de Ahorros de Navarra desde 1921, creada por la Diputación Foral de Navarra.

Caixabank absorbe el 3 de agosto de 2012 a Banca Cívica que integró a Caja Navarra y que vale un 38% menos que un año antes

El comercio exterior consistía en la exportación de productos alimenticios y de cemento y en la importación de pescado, abonos, tejidos y metales.
El interior seguía centrado en las ciudades y en las ferias.

------------------------

En el desarrollo regional, Navarra está en 1930 en 6º lugar tanto en la clasificación del PIB de cada región, como en la convergencia con la futura Europa de los 15.
En el siglo XXI pasará Navarra a estar entre las tres primeras regiones españolas.

Desarrollo regional 1930-2000
Fuente: Julio Alcaide: Evolución económica de las regiones y provincias españolas en el siglo XX. BBVA.2003
(PIB por habitante y año en pesetas corrientes de cada año)

Año 1930

Año 1950

Año 1975

Año 2000

1. C. Aut. Vasca

2.500

1. C. Aut. Vasca

15.784

1. Illes Balears

217.422

1. Illes Balears 3.638.181
2. Cataluña

2.481

2. Cataluña

13.581

2. C. de Madrid

247.089

2. C. de Madrid 3.512.918
3. C. de Madrid

2.259

3. C. de Madrid

12.883

3. C. Aut. Vasca

245.244

3. C.F. de Navarra 3.385.743
4. Illes Balears

2.133

4. Illes Balears

10.561

4. Cataluña

236.722

4. Cataluña 3.362.459
5. La Rioja

1.854

5. C.F. de Navarra

10.188

5. C.F. de Navarra

217.988

5. La Rioja 3.219.795
6. C.F. de Navarra

1.806

6. Cantabria

10.038

6. La Rioja

200.906

6. C. Aut. Vasca 3.155.368
7. P. de Asturias

1.702

7. P. de Asturias

9.827

7. Cantabria

192.822

7. Aragón 2.918.532
8. C. Valenciana

1.673

8. La Rioja

9.786

8. Aragón

188.311

8. C. Valencina 2.769.140
9. Aragón

1.552

9. C. Valenciana

8.915

9. C.Valenciana

188.057

9. Castilla y León 2.511.872
10. Canarias

1.429

10. Aragón

8.712

10. P. de Asturias

183.640

10. Cantabria 2.494.764
11. Cantabria

1.415

11. Castilla y León

8.044

11. Canarias

159.130

11. Canarias 2.484.426
12. Castilla y León

1.391

12. Canarias

7.226

12. Castilla y León

157.692

12. P. de Asturias 2.270.329
13. R. de Murcia

1.192

13. R. de Murcia

6.719

13. R. de Murcia

153.416

13. Galicia 2.260.826
14. Andalucía

1.185

14. Castilla- Mancha

6.438

14. Castilla-Mancha

145.035

14. Melilla 2.247.614
15. Galicia

1.158

15. Andalucía

6.304

15. Galicia

142.134

15. R. de Murcia 2.205.899
16. Castilla- Mancha

1.076

16. Galicia

6.265

16. Andalucía

135.427

16. Castilla-Mancha 2.155.920
17. Extremadura

988

17. Extremadura

5.188

17. Ceuta

129.947

17. Ceuta 2.014.341
18. Ceuta

982

18. Ceuta

4.879

18. Melilla

126.327

18. Andalucía 1.967.577
19 Melilla

906

19 Melilla

7.763

19 Extremadura

106.935

19 Extremadura 1.885.159
Total de España

1.531

Total de España

8.690

Total de España

186.134

Total de España 2.717.567

Índices de convergencia de las Comunidades Autónomas con la Europa de los 15 (la Unión Europea de 2000)

PIB por habitante Año 1930 (España = 53) Año 2000 (España = 85,4)

Año 1930

Año 2000

1. C. Aut. Vasca

87'6

1. Illes Balears 112'6
2. Cataluña

84'5

2. C. de Madrid 109'8
3. C. de Madrid

107'2

3. C.F. de Navarra

107

4. Illes Balears

85'6

4. Cataluña

78'5

5. La Rioja

55'4

5. La Rioja

101'6

6. C.F. de Navarra

55

6. C. Aut. Vasca

100'2

7. P. de Asturias

59'5

7. Aragón

92'6

8. C. Valenciana

53'8

8. C. Valencina

86'9

9. Aragón

53'7

9. Castilla y León

80'3

10. Canarias

56'6

10. Cantabria

78'5

11. Cantabria

56'7

11. Canarias

77'5

12. Castilla y León

38'1

12. P. de Asturias

72'5

13. R. de Murcia

40'7

13. Galicia

71'3

14. Andalucía

39'5

14. Melilla

70

15. Galicia

53

15. R. de Murcia

70'5

16. Castilla- Mancha

31'8

16. Castilla-Mancha

68'4

17. Extremadura

28'9

17. Ceuta

63'2

18. Ceuta

51

18. Andalucía

62'9

19 Melilla

48'8

19 Extremadura

60'4

España

53

España

85'4

-------------------------

El crecimiento de Cataluña con población y dinero afluyente desde las otras regiones de España

Hay un flujo de dinero desde las otras regiones de España a Cataluña, debido al arancel proteccionista, que le da a Cataluña toda España como mercado reservado, cuando los textiles catalanes son peores y más caros que los ingleses,
y hay también un flujo de población desde las otras regiones de España a Cataluña, como mano de obra abundante y barata de las industrias que se instalan en Cataluña financiadas por las otras regiones de España gracias al proteccionismo.
El crecimiento de la población de Cataluña se mantiene, hasta el final de la II República, al mismo nivel que la del conjunto de España, supliendo con los emigrantes de las otras regiones de España su menor natalidad desde finales del siglo XIX, como factor básico de la intensificación de su industrialización diversificada con otros sectores además del textil.
(En los años anteriores del XIX, Cataluña no tenía menor natalidad que las otras regiones españolas y añadía la inmigración a su demografía;
pero en el libro publicado en 1935 por Josep Antoni Vandellós, Catalunya, poble decadent, se constata el declive de la natalidad de la población catalana desde finales del XIX, como ya se ha indicado).

Después, en la época de Franco, Cataluña experimenta otra aceleración aún mucho mayor de su crecimiento y de su peso en el conjunto de España, debido a una emigración también sobreincrementada desde las otras regiones españolas, porque es en Cataluña, mucho más que nunca, donde se crean más puestos de trabajo con el dinero que multiplicadamente ahora afluye allí desde las otras regiones de España debido al proteccionismo:

Años

1787

1834

1860

1877
Población de Cataluña 802.000 1.139.000 1.674.000 1.757.000
Peso en España

7'8%

8'5%

10'7%

10'5%

Barcelona llega a 100.000 habitantes en 1808; tiene en 1850, 175.000; en 1880, 346.000; en 1910, 560.000. En 1930 pasa de 1.000.000.

Durante la época de la Restauración:

Años 1877 1900

1910

1920 1930
Población de Cataluña 1.757.000 1.972.000 2.085.000 2.365.000 2.729.380
Peso en España 10'5% 10'6%

10'5%

10'75% 11'42%

Durante la época de Franco:

Años 1940 1950 1960

1970

1973
Población de Cataluña 2.900.000 3.214.400 3.883.140 5.122.000 5.366.160
Peso en España 11'11% 11'48% 12'69%

15'1%

15'42%

En la época de la transición hacia la actualidad:

Año 1983 2007
Población de Cataluña 6.106.100 7.197.174
Peso en España 15'86% 15'93

Cataluña aumentó su PIB de 22.617 a 78.118 millones,
su peso en la economía española del 17'7% al 19'1%
y el empleo de 997.000 asalariados hasta 1.874.000
durante el desarrollismo franquista entre 1955 y 1975

---------------------------------

La población de Vascongadas pasa del 2'8% al 3'7%, entre 1877 y 1930. Este crecimiento, que tiene las mismas causas, también se acelerará en la época de Franco: en 1973, la población de Vascongadas llegará a ser el 5'65% de la del conjunto de España.

--------------------------------

Porcentaje de variación de la población residente de 1930 a 2000

------------------------

Los catalanes recibimos 4.000 millones más de lo que pagamos

esRadio 2012-09-21

Dieter Brandau ha entrevistado en Es Noticia a Antonio Sanz, responsable de asuntos económicos de Convivencia Cívica de Cataluña, organización que ha realizado recientemente un informe llamado Las trampas de la balanza fiscal de Cataluña. En el documento "ponemos los números muy claros y éstos no corresponden con las fantasías que vende el gobierno catalán".

De esta forma, ha explicado Sanz, "los famosos 16.000 millones de euros que nos venden todos los días de expolio fiscal, nosotros pusimos de relieve que en realidad eran 4.000 millones de euros, pero de superávit fiscal". Es decir, "4.000 millones más que estamos recibiendo los ciudadanos de Cataluña por encima de lo que pagamos en impuestos al Estado".

Según Antonio Sanz, "a nadie tiene que sorprender este dato porque mientras en la Comunidad de Madrid el Estado recauda 70.000 millones de euros al año, en Cataluña sólo recauda 30.000".

Por tanto, lo de los 16.000 millones famosos "es un mantra que está plagado de artificios contables, infla los impuestos que pagan los catalanes agregando impuestos que pagan en realidad el resto de ciudadanos de España".

Sanz ha puesto como ejemplo el IVA: "cuando un ciudadano de Sevilla, Madrid o Gijón compra un producto catalán, el IVA de ese producto lo ha pagado él, sin embargo el gobierno catalán se lo atribuye en la balanza fiscal a Cataluña".

Preocupación empresarial

"Creo que existe una gran preocupación en los empresarios catalanes, pero percibo una sensatez que esperemos que al final pare este intento de llevarnos al abismo", ha matizado Antonio Sanz.

Por último, ha indicado que "las empresas catalanas venden al resto de España 7 veces más de lo que venden a Francia". De esta forma, "hay unos señores que quieren poner una frontera y que nosotros vendamos al resto de España lo mismo que vendemos a Francia lo que significaría 60.000 millones de euros menos del PIB".

---------------------------------

Caixabank absorbe el 3 de agosto de 2012 a Banca Cívica que integró a Caja Navarra y que vale un 38% menos que un año antes

---------------------------------

Cataluña: los planteamientos incomprensibles

Juan Velarde 26.12.2012 LD

Desde mediados del siglo XIX Cataluña ha sabido enlazar a las mil maravillas sus problemas económicos con la política general española. Por una parte, encabezó la política proteccionista: triunfó en la pelea por el arancel, gracias a lo cual consiguió ventajas notables sobre la otra zona de industrialización naciente, Andalucía, que quedó apartada definitivamente de los puestos clave de ese desarrollo.

Esta política proteccionista tenía una proyección ultramarina, particularmente hacia Cuba. De hecho, parte notable del problema cubano derivó de ahí. La isla vendía a precios internacionales el azúcar y el tabaco, pero tenía que adquirir productos españoles, y en ello Cataluña desempeñó un papel fundamental. En relación con Cuba surgieron mil actividades y nombres catalanes, que quedarán ahí para siempre, desde Bacardí a Partagás. Que la alta burguesía de La Habana ofreciese, en plena calle, un fajín de general al caudillo separatista Maceo se debe, en buena medida, precisamente a esa conexión peninsular con ventajas para el mundo empresarial catalán.

En 1898 todo esto desapareció, pero no los movimientos catalanes para preservar sus negocios. Cuando, para poner orden en la Hacienda desequilibrada por la guerra, Fernández Villaverde decide un aumento impositivo, en Cataluña surge la réplica del Tancament de Caixes: se trataba de no pagar, y cuando Hacienda interviniese el negocio afectado y lo sacase a subasta, todo el mundo se abstendría de comprarlo, siquiera por una humilde peseta. Sin haber pagado nada al Fisco, el antiguo dueño volvería a hacerse cargo él.

Por supuesto, en esa etapa no todo fueron beneficios. Hubo un momento, que ha quedado en la historia económica con el nombre de la febre d’or, en que se produjo una burbuja especulativa con acciones de bancos. Quien abría una entidad crediticia veía que ante sus puertas se aglomeraba la gente... no para llevar dinero o para pedir crédito, sino para comprar acciones. Hasta los masones pusieron en marcha la Banca de los Caballeros Kadosch. Como siempre, el estallido de la burbuja hundió muchas fortunas. El Banco de Barcelona se vino abajo al concluir la I Guerra Mundial. Como ha relatado primorosamente Juan Muñoz, el abandono de las entidades crediticias se acentuó. A fin de salvar lo que se pudiera salvar, Cambó pergeñó la Ley de Ordenación Bancaria de 1921, que creó una situación nueva... para toda España, claro.

La financiación de la exportación de productos catalanes al resto de la nación se hacía mediante bancos radicados en Madrid y Bilbao, pero aseguraba, junto con el proteccionismo –acentuado, precisamente, por Cambó–, la creación de un sistema autárquico, según expresión del gran economista catalán Perpiñá Grau, que beneficiaba de modo extraordinario la actividad industrial catalana.

He citado a Cambó. Su papel en la defensa de los intereses económicos de Cataluña se había hecho palpable en plena Gran Guerra, en que los beneficios de los industriales catalanes –y los de toda España– coexistían con la muy mala situación del mundo proletario. El ministro Alba decidió crear un impuesto sobre los beneficios extraordinarios generados por la contienda para disponer de medios de ayuda a los desheredados. Cambó se negó radicalmente. Jesús Pabón relata magníficamente cómo el dirigente catalán recorrió España para encontrar apoyos –desde Ramón de la Sota y el naciente nacionalismo capitalista vasco hasta el marqués de Comillas, sin olvidar a los carboneros vinculados a Melquíades Álvarez–, y en el Congreso de los Diputados pronunciará un duro discurso. Cuando un correligionario le preguntó hasta dónde debería llegarse, contestó: "Hasta los fosos de Montjuich"; esto es, amenazó con el separatismo abiertamente. Alba fue finalmente derrotado; y entonces pudo verse a Cambó convertido, en Asturias y en pleno aniversario de la Batalla de Covadonga, en adalid del nacionalismo económico español. Del grupo catalán de la Lliga surgieron brotes tan importantes a favor de esta postura como la Revista Nacional de Economía, dirigida por Emilio Riu y que perdurará hasta la Guerra Civil.

El catalanismo siempre quiso ir de la mano con la búsqueda del máximo beneficio económico, como ya he observado. La base de todo era el control del mercado español. Pero he aquí que desde 1959 éste comenzó a abrirse al exterior. Pronto comenzaron las quejas catalanas desde otro marco, el de la Hacienda. Las balanzas fiscales fueron investigadas por Trías Fargas, y llegó a la conclusión de que Cataluña financiaba la prosperidad de otras regiones de España. Los estudios serios mostraron la falsedad de esta tesis, pero poco importó la veracidad científica. Se alzó como una bandera.

Ahora, ese movimiento se ha escapado de las manos. De pronto se ha alzado el grito de la independencia absoluta, lo que produciría el hundimiento económico de Cataluña, que quedaría al margen de la Unión Europea y del euro, y como consecuencia se expondría a una fuga atroz de capitales. Parece que se escuchan las palabras del Bolívar que admitía que se ganaba la independencia pero se perdía todo lo demás, incluido el bienestar material. En términos económicos, la separación sería terrible para Cataluña, pero también perjudicaría –en grado mucho menor, pero lo haría– a España.

Todo esto, aparte de que el separatismo se basa en errores históricos y de que, llegado el caso, el resto de España no tendría más remedio, con el respaldo de la Constitución, que impedirlo, con la anuencia de muchos catalanes. Pero aquí sólo he querido aludir al aspecto económico. Escalofriante.

-----------------------------------

......Examen de Historia de la selectividad en Navarra 2020........Los 35 términos en unas 10 líneas......Programa de Historia de España 2020.....2º de Bachillerato...INDEX.
.....
Textos en su contexto histórico.....GRÁFICAS Y TABLAS...25 respuestas resumidas....25 PREGUNTAS...CINCUENTA PREGUNTAS....Temario antiguo. ..Temario 2017....La Prueba Final 2017...Historia para Bachillerato.
La crisis iniciada en 2007....Aprovechan el Covid 19 para explicar la crisis constatada en 2019.....textos de Historia.......Textos.....Artículos
.........El prusés......Navarra actual.....HISTORIA DE NAVARRA...HISTORIA DE ESPAÑA....Historia Universal.