Lucha contra la Anorexia y la Bulimia...........................Inicial

EL DÉFICIT DE TEJIDO GRASO DE LA MUJER PRODUCE LA ANOREXIA-BULIMIA

El porcentaje de tejido graso lo indican unas básculas especiales que tienen los nutricionistas y los farmacéuticos: en la mujer debe estar entre 18 y 30%: menos de 18% de tejido graso en la mujer, lleva a la Anorexia-Bulimia.

Los estrógenos, hormonas femeninas, los produce el cuerpo de la mujer en su tejido graso.

Si no hay un mínimo de tejido graso, no hay producción de estrógenos y el síntoma es la amenorrea, la falta de regla: no hay menstruación, porque no hay ovulación,

Pero además, la escasez de estrógenos lleva, entre otras cosas, a

Cuando un cuerpo femenino reduce su tejido graso a un nivel situado entre el 18 y el 15% del peso corporal el estógeno no se produce ya suficientemente.

Siempre que el tejido graso es inferior al 15% sobreviene la amenorrea.

Y para que pueda haber menstruación, el tejido graso debe ser entre el 18 y el 30% del peso corporal.

La parte de tejido graso en un cuerpo femenino normal es entre el 18% y el 30% del peso total. Si no, es un cuerpo enfermo y lleva a una mente enferma.

En el cuerpo masculino la masa grasa normal debe ser entre el 12 y el 20%.

Por eso la Anorexia-Bulimia es un sídrome femenino diez veces más que masculino. Por una doble causa:

Además la mujer es mucho más víctima de la propaganda indiscriminada de dietas que culpabiliza mucho más aún la grasa como algo nefando.

La mujer que pierde tejido graso debe realimentarse y en particular incluyendo más alimentos que incluyan grasa. La no inclusión de grasas en la alimentación lleva, entre otros problemas adicionales,

La terapia de la Anorexia-Bulimia debe basarse en la realimentación para que haga efecto la psicoterapia.

UN TERRIBLE FACTOR PERPETUADOR DE ESTOS TRASTORNOS ES LA TERAPIA INADECUADA, por ejemplo, porque el médico o el psicólogo, como es frecuente, no sabe que la psicoterapia no hace efecto hasta que no se recupera el peso y el tejido graso, o que hay que ingresar a quien pierda ya el 25% de su peso mínimo sin más, o el 15%, si hay otros factores negativos. O porque no recaba los informes de los padres, o no los recibe, o los excluye de la terapia, diciéndoles que no intervengan en la realimentación de su hija enferma, o en la psicoterapia, e ignore que deben ser coterapeutas y omita poner a favor de la terapia este poderoso factor que es la familia.

Inicial