..HISTORIA UNIVERSAL....Crónica del siglo XXI....La crisis iniciada en 2007......INDEX

Theresa May va al desastre como Cameron en su apelación a las urnas de las elecciones del 8 de junio de 2017 y hace perder a su partido conservador la mayoría absoluta que tenía hasta mayo de 2020

9.06.2017

Los 'tories' han perdido la mayoría absoluta en las elecciones del jueves 8.06.2017.

Consiguen 319 escaños sobre 650 de los Comunes, perdiendo 11.

Los laboristas, 261, ganando 29.

El partido Nacionalista Escocés, el SNP, 35. Pierde 21 de los 56 escaños que tenía. 12 van a los laboristas, 8 a los conservadores y 3 a los liberaldemócratas.

Los Liberal Demócratas consiguen 12, ganando 3. Han descartado coaligarse con los Coservadores ahora, como lo hicieron en 2010 bajo Cameron.

Los Unionistas de Irlanda del Norte, DUP, obtienen 10, aumentando en 2, y pueden complementar a los conservadores para que estos sigan en el poder. Ya se han mostrado predispuestos al pacto.

Los del Sinn Fein consiguen 7 escaños, aumentando en 3; pero como acostumbran, sus electos no tomarán posesión de esos escaños para no prestar juramento de fidelidad a Su Graciosa Majestad.

Plaid Cymru, 4.

Los verdes, 1.

La UKIP fracasa, pasando del 12'6% de votos al 2%, y su jefe o "líder" Nuttall dimite el 9.06.2017. Le deja la política.

Nick Clegg, exjefe liberaldemócrata, pierde su escaño.

El anterior jefe del nacionalismo escocés, Alex Salmond, también pierde su escaño.

Ningún partido tiene por sí sólo la mayoría absoluta.

De esta forma el Reino Unido tiene lo que se conoce como un Parlamento "colgado", en el que ninguna formación puede gobernar en solitario.

El partido conservador de Theresa May tenía la mayoría absoluta de los 650 escaños de los Comunes. La había heredado de Cameron cuando este fue dejado por la política al perder el referéndum que convocó para contrarrestar a los que pretendían sacar a Inglaterra de la UE.

En el momento de la disolución del Parlamento en mayo, los 'tories' tenían 330 escaños, frente a los 229 del Laborismo.

Unos 47 millones de británicos estaban llamados a las urnas para votar la composición de la cámara baja del Parlamento de Westminster, después de que May decidiese el pasado 18 de abril adelantar estos comicios que debían realizarse en mayo de 2020.

La participación ha llegado al 68,7%, dos puntos y medio más que en los anteriores comicios de mayo de 2015.

Entre los de 18 a 30 años, el 70% ha votado a los laboristas.

Entre los mayores de 55 años, el 60% ha votado a los conservadores.

May pretendía ampliar su mayoría parlamentaria, aprovechando la división del laborismo que no acaba de aceptar la jefatura ("liderazgo") de Corbyn, porque es un viejo de 68 años, un izquierdista y estaba muy abajo en el escalafón.

La notable ventaja que disfrutaba en las encuestas fue el detonante de que se lanzara a un adelanto electoral que había negado planear, pero los más de veinte puntos se fueron reduciendo a medida que avanzaba la campaña.

En las urnas han tenido dos puntos más. 42% los conservadores y 40% los laboristas.

La "premier", que llegó al poder hace casi un año, argumentó en abril que había optado por llamar a los ciudadanos a las urnas para contar con un mandato fuerte en las negociaciones sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) -"brexit"-.

Ahora en junio, en la campaña electoral, May alardeaba de que "había tenido las pelotas de adelantar las elecciones".

Las negociaciones sustanciales sobre el "brexit" deben empezar el 19 de junio, casi tres meses después de que Londres activase el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece dos años de conversaciones sobre la retirada de un país comunitario.

Pero se pueden retrasar por la incertidumbre creada.

Theresa May dijo en mayo (el 20.05.2017) que si perdía 6 escaños, eso sería perder ella las elecciones y no encabezaría el gobierno para negociar el Brexit:

«Si yo solo pierdo seis asientos, pierdo estas elecciones. Entonces Jeremy Corbyn será el encargado de negociar con los presidentes, primer ministros y cancilleres de Europa», aseguró May.
«Los próximos cinco años serán fundamentales para el Reino Unido. Nuestra prosperidad, nuestro lugar en el mundo, nuestra estabilidad económica y las oportunidades que queremos para nuestros hijos -y los hijos de nuestros hijos- dependen de conseguir 
la mejor negociación posible para Reino Unido en el Brexit».
(Fuente ABC:
http://www.abc.es/internacional/abci-si-pierdo-seis-asientos-pierdo-elecciones-palabras-plena-campana-electoral-201706090615_noticia.html ).

Ahora May manifiesta el 9.06.2017 que seguirá en el poder con el apoyo del DUP de los unionistas de Irlanda del Norte.

El líder de la formación unionista en el Parlamento de Westminster, Nigel Dodds, ha declarado que solo apoyarán a los tories si su Gobierno garantiza que no habrá un estatus especial que conserve una relación especial de Irlanda del Norte con la UE, porque a su juicio ese modelo podría apartar a Irlanda del Norte del resto del Reino Unido. DUP quiere un Brexit suave, porque en la región ganó el Remain, pero no un convenio singular para Irlanda del Norte con la UE que pueda ser un caballo de Troya del republicanismo del Sinn Féin.
(Fuente: ABC:
http://www.abc.es/internacional/abci-norierlandes-posible-llave-no-apoyo-201706091018_noticia.html ).

Pero sobre todo lo que les mueve a apoyar a May es el factor Corbyn, un dirigente que en su día compadreó con portavoces del IRA, la bestia negra del unionismo norirlandés. “La alternativa a May era intolerable”, señalan fuentes de DUP. “Mientras Corbyn sea el líder laborista apoyaremos un primer ministro tory”.
(Fuente ABC: http://www.abc.es/internacional/abci-comunicara-reina-quiere-formar-gobierno-ayuda-201706091133_noticia.html ).

De momento, abre el 9.06.2017 a 1'2696 dólares por libra. La libra pierde así en la apertura el 2% frente al dólar y el 1'8% frente al euro.

Pero las bolsas suben.