.. .. .Efectos de la Parusía o segunda venida gloriosa de Nuestro Señor Jesucristo. La anomía ...CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA Compendio 2005..a.Enseñanzas pontificias.....Textos ... Artículos...INDEX.

El Anticristo, persona moral

El Anticristo: I Jn 2,18-23; I Jn 4,3; II Jn 7; Sant 5,3; Jud 18; II Te 2,3; Ap 13,7

Straubinger II Tes 2,3, 7; I Jn 2; Ap 13, 1

Straubinger sobre el milenarismo: (Pirot Fillion...) Ap20,6 nota

Bover II Te 2; Ap 13

Persona moral: Bonsirven, Pirot

Hay muchos anticristos. El anticristo es un colectivo. El de los que no aceptan a un Dios salvador por encima del hombre, ni aceptan las normas morales insertas por Dios en la naturaleza humana, y menos la enseñanza de esas normas por la autoridad divina de la Iglesia. Y tratan de imponer esa anomía. Ya está operando desde la época de los apóstoles san Juan y san Pablo:

«Muchos falsos profetas han salido al mundo. Podréis conocer en esto el espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo, venido en carne, es de Dios; y todo espíritu que no confiesa a Jesús, no es de Dios; ese es el del Anticristo. El cual habéis oído que iba a venir; pues bien, ya está en el mundo». (I Jn 4,1-3).

«Muchos seductores han salido al mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Ese es el Seductor y el Anticristo». (II Jn 0,7).

«Tiene que venir la apostasía y manifestarse el Hombre impío, el Hijo de perdición, el Adversario que se eleva sobre todo lo que que lleva el nombre de Dios o es objeto de culto, hasta el extremo de sentarse él mismo en el Santuario de Dios y proclamar que él mismo es Dios... Porque el misterio de la anomía ya está actuando. Tan sólo con que sea quitado de en medio el que ahora le retiene, entonces se manifestará el Impío, a quien el Señor destruirá con el soplo de su boca, y aniquilará con la Manifestación de su Venida». (II Tes 2,3-8).

«Antes del advenimiento de Cristo, la Iglesia deberá pasar por una prueba final que sacudirá la fe de numerosos creyentes (cf. Lc 18, 8; Mt 24, 12). La persecución que acompaña a su peregrinación sobre la tierra (cf. Lc 21, 12; Jn 15, 19-20) desvelará el "Misterio de iniquidad" bajo la forma de una impostura religiosa que proporcionará a los hombres una solución aparente a sus problemas mediante el precio de la apostasía de la verdad. La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Te 2, 4-12; 1Te 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22)». (CEC 675).

«La impostura religiosa suprema es la del Anticristo, es decir, la de un seudo-mesianismo en que el hombre se glorifica a sí mismo colocándose en el lugar de Dios y de su Mesías venido en la carne (cf. 2 Ts 2, 4-12; 1Ts 5, 2-3;2 Jn 7; 1 Jn 2, 18.22)» (CEC 675).

«Esta impostura del Anticristo aparece esbozada ya en el mundo cada vez que se pretende llevar a cabo la esperanza mesiánica en la historia, lo cual no puede alcanzarse sino más allá del tiempo histórico a través del juicio escatológico: incluso en su forma mitigada, la Iglesia ha rechazado esta falsificación del Reino futuro con el nombre de milenarismo (cf. DS 3839), sobre todo bajo la forma política de un mesianismo secularizado, “intrínsecamente perverso” (cf. Pío XI, carta enc. Divini Redemptoris, condenando “los errores presentados bajo un falso sentido místico” “de esta especie de falseada redención de los más humildes”; GS 20-21)» (CEC 676).

Cornelio Alapide, da como cierto, y aun de fe que el Anticristo será un cuerpo social, un ente colectivo, un espíritu objetivo (en II Thessal 11, 3).

Suárez, por el contrario, dice que el Anticristo es un individuo singular, y que esto es de fe. [Él sabrá por qué lo dice, porque la Iglesia no lo ha dicho].

El Anticristo es el colectivo que no admite a Dios y se constituye en ser supremo al no admitir nada superior

"Él, (Satán) formará una contra-iglesia que será el mono de la iglesia, porque el diablo es el mono de Dios. Tendrá todas las características de la Iglesia, pero a la inversa y vaciadas de su contenido Divino. Será el cuerpo místico del Anticristo, tan parecido externamente al Cuerpo Místico de Cristo. Luego se verificará una paradoja: las mismas objeciones con que los hombres del último siglo rechazaron a la Iglesia, serán las razones por las que aceptarán la contra-iglesia"
(Fulton Sheen: El comunismo y la conciencia de Occidente, Bobbs-Merrill, 1948, páginas 24 – 25).

El artículo Parusía de la Enciclopedia Espasa

-----------------

"El Apocalipsis entiende al Anticristo en el sentido de una potencia política y filosófica adversa y la I epístola de san Juan, como herejes, I Jn 2,18-22"
(Vacant, voz Parousie)

Hijos míos, es la última hora. Habéis oído que iba a venir un Anticristo; pues bien, muchos anticristos han aparecido, por lo cual nos damos cuenta que es ya la última hora. Salieron de entre nosotros; pero no eran de los nuestros. Si hubiesen sido de los nuestros, habrían permanecido con nosotros. Pero sucedió así para poner de manifiesto que no todos son de los nuestros. En cuanto a vosotros, estáis ungidos por el Santo y todos vosotros lo sabéis. Os he escrito, no porque desconozcáis la verdad, sino porque la conocéis y porque ninguna mentira viene de la verdad. ¿Quién es el mentiroso sino el que niega que Jesús es el Cristo? Ese es el Anticristo, el que niega al Padre y al Hijo.
(I Jn 2,18-22)

Queremos que los nuestros se abstengan de ciertas apelaciones que recientemente se han comenzado a utilizar para distinguir católicos de católicos: sean evitadas, no sólo en tanto que profanas vocum novitates, que no son conformes ni a la verdad ni a la equidad; sino también porque de ellas se sigue entre los católicos una gran perturbación y una gran confusión. La virtualidad y la naturaleza de la fe católica es de tal índole que nada se le pude añadir, ni quitar: o se la tiene entera o se la rechaza entera. Haec est fides catholica, quam nisi quisque fideliter firmiterque crediderit, salvus esse non poterit (Symb. Athanas.). No son necesarios calificativos para significar la profesión católica; a todos les basta decir: «Christianus mihi nomen, catholicus cognomen». Mi nombre es Cristiano, católico mi apellido [expresión de san Paciano, obispo de Barcelona]; simplemente esfuércense en que sea verdad

Abstineant se etiam nostri, volumus, iis appellationibus, quae recens usurpari coeptae sunt ad catholicos a catholicis distinguendos: easque non modo devitent uti profanas vocum novitates, quae nec veritati congruunt nec aequitati; sed etiam quia inde magna inter catholicos perturbatio sequitur, magnaque confusio. Vis et natura catholicae fidei est eiusmodi, ut nihil ei possit addi, nihil demi : aut omnis tenetur, aut omnis abiicitur. Haec est fides catholica, quam nisi quisque fideliter firmiterque crediderit, salvus esse non poterit [28] . Non igitur opus est appositis ad professionem catholicam significandam; satis habeat unusquisque ita profiteri: « Christianus mihi nomen, catholicus cognomen »; tantum studeat se re vera eum esse, qui nominatur.

[Encíclica Ad beatissimi Apostolorum de Benedicto XV, de 3-IX-1914, DS 3625. http://w2.vatican.va/content/benedict-xv/la/encyclicals/documents/hf_ben-xv_enc_01111914_ad-beatissimi-apostolorum.html].

----------------------------

El enemigo

"No nos preguntéis cuál es el “enemigo”, ni cuáles vestimentas usa. Él se encuentra en todas partes y en medio de todos; sabe ser violento y furtivo. En estos últimos siglos ha tratado de realizar la disgregación intelectual, moral y social de la unidad en el organismo misterioso de Cristo. Ha querido la naturaleza sin la gracia; la razón sin la fe; la libertad sin la autoridad; a veces la autoridad sin la libertad. Es un “enemigo” vuelto cada vez más concreto, con una falta de escrúpulos que deja todavía atónito: Cristo sí, Iglesia no. Después: Dios sí, Cristo no. Finalmente el grito impío: Dios ha muerto; más bien: Dios nunca ha existido. Y he aquí el intento de edificar la estructura del mundo sobre fundamentos que Nos no dudamos en señalar como principales responsables de la amenaza que se cierne sobre la humanidad: una economía sin Dios, un derecho sin Dios, una política sin Dios. El “enemigo” se ha esforzado y se esfuerza para que Cristo sea un extraño en la Universidad, en la escuela, en la familia, en la administración de justicia, en la actividad legislativa, en el consenso de las naciones, allí donde se determina la paz o la guerra. Él está corrompiendo el mundo con una prensa y con espectáculos que matan el pudor en los jóvenes y las jóvenes y destruyen el amor entre los esposos; inculca un nacionalismo que conduce a la guerra" (Pío XII, discurso a la Acción Católica, 12.10.1952) http://w2.vatican.va/content/pius-xii/it/speeches/1952/documents/hf_p-xii_spe_19521012_uomini-azione-cattolica.html
Daniel Iglesias:
http://infocatolica.com/blog/razones.php/1701210108-un-discurso-muy-importante-de


«Hablaban de progreso cuando retrocedían, de ascensión a la madurez cuando se esclavizaban» (Pío XII, Summi Pontificatus de 1939, nº 24).


------------------------

El Papa Francisco advierte quién es el anticristo ACI 11 nov 2016 ReL 6 03 2017 http://www.religionenlibertad.com/anticristo-segun-papa-francisco-55309.htm
 VATICANO, 11 Nov. 2016 / 06:46 am (
ACI).- En la homilía de la Misa celebrada en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco advirtió:

“Un amor que no reconozca que Jesús vino en carne, no es el amor que Dios pide. Es un amor mundano, un amor filosófico, es un amor abstracto, es un amor venido a menos, un amor blanco. ¡No! El criterio del amor cristiano es la encarnación del Verbo. Quien diga que el amor cristiano es otra cosa, ¡ese es el anticristo!, que no reconoce que el Verbo se hizo carne”.
El Papa advirtió contra las ideologías: “la ideología sobre el amor, la ideología sobre la Iglesia, la ideología que separa a la Iglesia de la carne de Cristo. ¡Esas ideologías sacrifican a la Iglesia!: ‘Si soy católico, si soy cristiano, tengo que amar a todo el mundo con un amor universal’, pero es un amor tan etéreo. Un amor está siempre dentro, es concreto y no más allá de esta doctrina de la encarnación del Verbo”.
El Santo Padre recalcó que “esta es nuestra verdad: Dios ha enviado a su Hijo, se ha encarnado y se ha hecho hombre como nosotros. Amad como amó Jesús; amad como nos ha enseñado Jesús, amad según el ejemplo de Jesús, amad caminando por el camino de Jesús”.
“La única manera de amar como amó Jesús –indicó el Pontífice– es salir de nuestro propio egoísmo y acudir al servicio de los demás”. El amor cristiano “es un amor concreto porque la presencia de Dios en Jesucristo es concreta”. “La iglesia es la comunidad en torno a la presencia de Cristo, que va más allá”, aseveró.
El prototipo del amor cristiano es el amor de Cristo hacia su esposa, la Iglesia. “Quien no quiera amar como ama Cristo a su esposa, la Iglesia, con la propia carne, entregando la vida, ama ideológicamente”, afirmó Francisco. “Hacer teorías e ideologías con una religiosidad que elimina la carne de Cristo, la carne de la Iglesia, arruina la comunidad, arruina la Iglesia”.
“Si empezamos a teorizar sobre el amor, llegamos a la manipulación de la voluntad de Dios”, señaló el Santo Padre. “Llegamos a un Dios sin Cristo, a un Cristo sin la Iglesia y a una Iglesia sin el pueblo”.
Evangelio comentado por el Papa Francisco:
Lucas 17:26-37
«Como sucedió en los días de Noé, así será también en los días del Hijo del hombre. Comían, bebían, tomaban mujer o marido, hasta el día en que entró Noé en el arca; vino el diluvio y los hizo perecer a todos. Lo mismo, como sucedió en los días de Lot: comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, construían; pero el día que salió Lot de Sodoma, Dios hizo llover fuego y azufre del cielo y los hizo perecer a todos.
Lo mismo sucederá el Día en que el Hijo del hombre se manifieste. «Aquel Día, el que esté en el terrado y tenga sus enseres en casa, no baje a recogerlos; y de igual modo, el que esté en el campo, no se vuelva atrás. Acordaos de la mujer de Lot.
Quien intente guardar su vida, la perderá; y quien la pierda, la conservará.
Yo os lo digo: aquella noche estarán dos en un mismo lecho: uno será tomado y el otro dejado; habrá dos mujeres moliendo juntas: una será tomada y la otra dejada.»
Y le dijeron: «¿Dónde, Señor?» El les respondió: «Donde esté el cuerpo, allí también se reunirán los buitres.»
 
Fuente: 
Miguel Pérez Pichel https://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-francisco-advierte-quien-es-el-anticristo-47571 /